Papa-moscas

ÁMSTERDAM (parte 2: Lomo!)

26 de abril de 2012

En general, Ámsterdam nos gustó bastante, pero tengo que decir que en cierto modo nos decepcionó un poco. Quizá íbamos con expectativas demasiado altas, o puede ser que nos hubiéramos empeñado en comparar este viaje con el que hicimos en septiembre a Estocolmo. Aún así, Ámsterdam es un sitio al que hay que ir, al menos de fin de semana. La diferencia está entre ir con un presupuesto desahogado e ir con la idea de no gastar mucho. En la segunda opción, la nuestra, puede que nos hayamos perdidos cosas, algunos museos que podrían ser interesantes, los paseos en barco por los canales, el tomarse algo en la terraza del Nemo, el utilizar algún medio más de transporte además de nuestras débiles piernas… jejeje

No pretendo haceros una guía de la ciudad, porque para eso hay miles de sitios en Internet. Simplemente un esbozo con lo que a mi juicio, merece la pena y lo que no.

En cuanto a museos, solo entramos en 3:

SEX MUSEUM (c/ Damrak 18): la verdad es que no es gran cosa. Es bastante pequeño, aunque tiene una muy amplia colección de fotografía erótica desde 1800 que es muy curiosa para la época. Por lo demás, alguna recreación con muñecos que detectan el movimiento y te pegan algún sustillo y poco más. Aún así, merece la pena darse una vueltilla, sobretodo porque no lleva mucho tiempo y porque es muy baratillo (4€). Por cierto, no aceptan tarjeta de crédito.

LA CASA DE ANA FRANK (c/ Postbus 739): el precio de es 9€ por persona. Suele haber muchísima cola por lo que se requiere un poco de paciencia. Nosotros fuimos a primera hora con la idea de no encontrarnos demasiada pero la verdad es que era bastante larga, con lo que, de vuelta a casa sobre las 19:00 pasamos de nuevo por probar y tuvimos mucha suerte, solo haríamos unos 15min de cola (muy poco para lo que suele haber). Hayáis leído el libro o no, merece la pena sin duda. A los que lo hemos leído nos recuerda la historia y nos permite ver los espacios en los que vivían. Y a los que no, seguro que les da ganas de leerlo. Está muy bien montado, con muchas cosas curiosas, como el diario y los cuadernos y otros objetos. La parte en que te enseñan el ático de la casa en que vivieron antes de ser capturados no es muy apta para claustrofóbicos, ya que aunque no es demasiado pequeña (y está sin muebles) todos los visitantes van en una especie de procesión muy lenta pasando por todas las habitaciones y subiendo escaleras.

FOAM – MUSEO DE FOTOGRAFÍA (c/ Keizersgracht 609): la entrada cuesta 8,5€. Si vais a ir tened cuidado de no confundiros, pues en una calle perpendicular, mucho más principal que esta hay un edificio bastante grande con un cartel que pone “&FOAM”. Se trata simplemente de una tienda, que me imagino que estará relacionada con el museo. Vende libros de fotografía y las revistas que edita el propio Foam, además de algo de música. El museo en sí es pequeñito, un edificio estrecho con 3 o 4 plantas. Si merece o no la pena visitarlo dependerá de las exposiciones que estén en ese momento. Nosotros tuvimos suerte en parte. Por un lado dos exposiciones pequeñas que no nos gustaron nada, pero por otra una bastante grande de reportajes para la New York Times Magazine buenísima de diferentes fotógrafos. Entre ellos, una serie de Salgado sobre el petróleo en Kuwait (Kuwait Inferno).

Más cosas que ver en Ámsterdam:

- La plaza Dam, es el centro de la ciudad. Con motivo del Día de la Reina, que se celebra este fin de semana, en la plaza tenían montada una feria.

- El Barrio rojo, mejor visitarlo en la tarde-noche, porque por el día es un barrio más. Por la noche está muy animado y es curioso de ver, aunque tengo una opinión encontrada con respecto a que miles de turistas paseen en tropel viendo a las chicas de los escaparates como si fuesen un monumento más… me imagino que estarán acostumbradas pero no deja de ser raro.

- Las 9 calles: es una zona bastante grande con muchas tiendas, que en teoría son pintorescas y raras, aunque a mi no me lo han parecido (más raras me han parecido las del barrio rojo). De todas formas, aunque no son raras, hay muchas tiendas muy chulas. Merece mucho la pena.

- El barrio chino, pegado al barrio rojo, no es el barrio chino más bonito ni pintoresco del mundo. La verdad es que es bastante corrientón. Te das cuenta más que nada porque los nombres de las calles vienen en Holandés y en Chino. Lo que se puede visitar es un templo budista al que se puede entrar. Yo me imaginaba un patio con flores y monjes meditando. No, se trata solo de una habitación con un Buda y ofrendas. No está de más pasarse, te lleva 5 minutitos visitarlo, es algo diferente, es gratis, no tienes que descalzarte y se pueden sacar fotos. Pero no vayas con las expectativas demasiado altas.

- Plaza Leidseplein, una plaza bastante animada, con pubs y terrazas climatizadas. En las guías pone que suele haber muchos artistas callejeros. Cuando fuimos nosotros había un grupo bailando hip hop.

- Barrio Bohemio, es la zona dónde nos quedábamos nosotros, en un apartamento en una zona residencial cercana. La verdad es que es un barrio muy chulo con muchas tiendas, restaurantes y cafeterías. Merece la pena darse una vueltilla.

- Zona de los Museos (debajo del centro). Prácticamente solo nos acercamos para ver las letras de “I amsterdam” en frente del museo nacional. Es un icono turístico de la ciudad, pero es un caos. Hay muchos turistas delante, subiéndose a las letras y demás y es imposible sacar una foto decente. En cuanto una letra se queda vacía enseguida se sube alguien.

- Edificios varios y arquitectura de la ciudad: no he mencionado los diferentes edificios como la Ópera, el ayuntamiento y las iglesias varias, pero se entiende que mientras se pasea por los canales te vas encontrando con todo esto. Lo que me ha decepcionado de Ámsterdam es que todo es muy parecido. Todos los canales son casi iguales y las casas, que son preciosas son iguales en toda la ciudad (salvo en el extrarradio), con lo que, cuando vas en “modo foto” como voy yo, te cansas enseguida porque has hecho mil veces la misma foto en diferentes sitios.

Y ahora os dejo con algunas de las fotos. Yo, en este viaje me he dedicado a hacerlas analógicas con la L-CA y David ha tirado de digital (las suyas las enseñaré en una entrada más adelante)

Categorías: Viajes

8 comentarios

Responder

Recomendamos

Nice Diseño Personalizado
LaLoLe
Y Volar
Mis Dulces 26
La Silla Turquesa